Buscar artículos...

Cargando...

martes, 6 de septiembre de 2016

Buscando el mejor tomate frito casero (Episodio 1)

Cuando los abuelos de mi mujer nos dieron la noticia el bajonazo fue morrocotudo: despues de tantos años haciéndolo, este año ya no harían conserva casera de tomate. Demasiado trabajo.

Tras el shock inicial, tocaba ponerse en marcha para encontrar una conserva de tomate de supermercado que nos hiciera las veces de la conserva casera que veníamos consumiendo a lo largo de los últimos años.

Tocaba pues visitar una sección del supermercado que siempre pasábamos de largo ya que no la necesitábamos. Claro, teníamos tarros y tarros de la mejor conserva de tomate en nuestra despensa...



Para hacer un poco más divertida la búsqueda, decidimos hacer un pequeño "casting" de conservas de tomate. Buscábamos una conserva de tomate lo más casera posible, a un precio razonable y a ser posible, que no tuviese demasiados conservantes y aditivos "raros".

Hace unos días celebramos el primer casting, del que salió un ganador que nos acompañará al menos durante los próximos meses... hasta que lo pongamos a prueba en una nueva cata a ciegas.

Os cuento cómo fue este primer casting.

Como somos bastante "fans" del Lidl, quisimos darle la oportunidad a sus conservas de tomate frito. Elegimos para la ocasión estas tres variedades de la marca "Freshona", elaborada por la marca Helios.

  • Tomate frito "Estilo Casero" (0.99€ el tarro de 550 gr, osea, a 1,80€ el kg)
  • Tomate frito con cebolla (0.99€ el tarro de 550 gr, osea, a 1,80€ el kg)
  • Tomate frito Artesanal (1,59€ el tarro de 550gr, osea, a 2.89€ el kg)

Adicionalmente, incorporamos el tomate frito de la marca Hida del que nos habían hablado bien y que puede encontrarse en muchos supermercados:
  • Tomate frito Hida (1,49 el tarro de 350gr, osea, a 4,25€ el kg)
 
Bien, ya teniamos a los participantes del casting. Preparé una cata a ciegas para 7 personas con las cuatro variedades de tomate, y pedí a los participantes ordenar las 4 variedades de mejor a peor según su criterio.

El resultado fue concluyente. Prácticamente todos eligieron como mejor tomate frito el de la marca Hida. Después, a mucha distnacia quedaron empatados el Tomate frito "Con Cebolla" y el Tomate frito Artesanal de Freshona. En ultimo lugar quedó destacado el Tomate frito "Estilo Casero" de la marca de Lidl.

Nutricionalmente, la conserva de Hida también tenía unos valores más interesantes que sus rivales. Para empezar, no tiene conservantes ni colorantes entre sus ingredientes y sí aceite de oliva, algo que solo compartía con el tomate frito artesanal de Lidl. Pero comparado con este, el de Lidl tiene más sal, el doble de calorias y tres veces más grasa... probablemente debido a que contiene 15% de aceite de oliva, contra el 5% que lleva el tomate Hida.


Así pues, después de este primer casting, ya teníamos ganador. ¿problema? resultaba mucho más caro que sus contrincantes... pero hete aquí la sorpresa. El mismo tomate, lo venden en formato "lata" y a un precio mucho más reducido, en torno a 1,15€ la lata de 400gr... lo que da un precio kilo de 2,87€, bastante razonable para la calidad de esta conserva.


Lo dicho, ¡ya tenemos marca para este invierno! en el futuro repetiremos casting con otras opciones para ver si conseguimos mejorarlo. 

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna conserva de tomate frito favorita?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha resultado útil? Puedes ayudar al blog enlazándonos, compartiendo en tus redes sociales, dandonos un +1 en Google+ o simplemente dejando una opinión en los comentarios. Muchas gracias.