Buscar artículos...

domingo, 2 de diciembre de 2012

De pinchos por García Rivero (Bilbao)

 
Como os comentaba en el artículo anterior, decidí participar en el concurso de bloggers "Bilbao Centro Blogger Experience" con un reportaje monográfico sobre la zona de pinchos de la calle García Rivero de Bilbao.



Tras pensar algunas preguntas a realizar en cada establecimiento a modo de entrevista y después establecer el orden en que visitaría los locales que me interesaban me dispuse, libreta en mano a recorrer los numerosos bares y restaurantes que jalonan la calle García Rivero a ambos lados de la carretera.

La calle García Rivero se encuentra ubicada en el céntrico barrio bilbaíno de Indautxu. Se trata de una pequeña y estrecha vía que une las calles de Licenciado Poza (aka Pozas) y Rodriguez Arias.

Pese a su pequeño tamaño, la calle alberga una de las zonas de pinchos más reputadas y emblemáticas de la localidad, fruto de la calidad de los productos ofrecidos en sus establecimientos.

Vista panorámica de la calle García Rivero (Bilbao)
 
García Rivero se nutre principalmente de clientela que vive o trabaja por la zona.  "Es muy habitual ver a personas vestidas de oficina, que salen del trabajo y directamente vienen aquí a tomar algo" me contaba Israel, del Derberdin.

Los propios hosteleros de la calle describen a su clientela como de clase media-alta, con edades comprendidas entre los 30 y 55 años y con cierto nivel adquisitivo. "A diferencia de otras zonas de pinchos como el Casco Viejo en donde que puedes encontrar de todo, la clientela de García Rivero es más homogenea" me decían en El Huevo Frito.

Otro factor importante en la clientela de García Rivero es el turismo, tanto extranjero como nacional. "Cada vez que hay un congreso se nota muchísimo, ya sea martes, miercoles...", relataba Israel del Desberdin. En este mismo sentido, en el Asador Indusi nos contaban que "Los hoteles nos envían a mucha gente, sobre todo el Ercilla con quienes mantenemos una relación de intercambio de clientes. Cuando les preguntan por una zona de pinchos les mandan aquí y cuando nos preguntan a nosotros por un hotel les mandamos al Ercilla".

En una ciudad que se está abriendo tanto al extranjero como Bilbao, los idiomas parecen ser la asignatura pendiente. Jesús del Corinto y Oro nos contaba que "Los extranjeros se sorprenden de que aquí les atendamos en inglés porque en muchos locales de Bilbao no lo hacen. Esto nos está suponiendo mucho negocio ya que los que vienen un día se sienten agusto y repiten al siguiente."

Respecto al impacto de la crisis económica en sus negocios, la mayoría de los establecimientos coinciden al decir que por ahora, no han notado demasiado la crisis ni que su clientela haya descendido. "Por aquí la gente sigue teniendo dinero" comentaba entre risas la camarera del Gozatu.

Otra de las preguntas que formulé durante las entrevistas fue acerca del ambiente general y de la relación entre los hosteleros de la calle. Todos coincidieron en que la relación general es buena y de competencia sana. "Hay pastel para todos, la gente se suele repartir entre los bares", indicaban en Gozatu.

A continuación os dejo una pequeña ficha de cada uno de los locales que pude visitar. Como si de una visita por la calle se tratase, pondre a la izquierda las fotos de los locales ubicados en los números impares de la calle, y a la derecha las fotos de los locales de la acera de enfrente.


El Huevo Frito (Maestro García Rivero, 1)

Se trata de uno de los primeros locales en establecerse en la calle García Rivero.

Destacan la absoluta elaboración casera y artesana de todos sus pinchos y salsas.

Otro aspecto a destacar es el absoluto mimo por sus pinchos, con detalles como calentar los pinchos sin el pan para que no se ablande, o adornarlos antes de servirselos al cliente.

Sus pinchos estrella son todos los que incorporan el huevo frito de codorniz, así como las manitas de cerdo a la vizcaína, que presentan desmigadas y deshuesadas y que incluso les piden para llevar.







Bar Desberdin (Maestro García Rivero, 4)

Ambiente sofisticado para la degustación de excelentes pinchos. El vino también tiene gran protagonismo en el Desberdin, contando con buenas referencias de diferentes denominaciones de origen.

Marcan como clave de su éxito el uso de una materia prima de calidad y el compromiso con el cliente (no se guardan pinchos de un turno a otro).

Así mismo, destacan como su pincho estrella el Salmón con Frambuesa, un pincho dulce que agrada mucho a quienes lo prueban.

Junto al Desberdin se halla El Despacho, de los mismos dueños pero especializado en copas.



Corinto y Oro (Maestro García Rivero, 3)

Ya hemos hablado en este blog del Corinto y Oro, de los últimos locales en llegar a la calle García Rivero. Se trata de un local que rezuma clase y exclusividad por todos sus poros.

Especializado en el mundo del vino, su seña de identidad son unas máquinas expendedoras de vino en las que podemos autoservirnos algunos de los caldos más exclusivos del mercado. El mecanismo funciona mediante una tarjeta que puede recargarse y que el cliente puede llevarse para una próxima visita. Actualmente hay cerca de 4000 tarjetas activas en manos de clientela.

En cuanto a su cocina, la apuesta total por el producto se nota en todas sus creaciones. Creaciones valoradas por público y crítica como por ejemplo el pincho de bacalao finalista en el concurso de pinchos de Bilbao 2012. También destaca el milhojas de rabo, hecho al momento.

Por último, destacar que en Corinto y Oro fue en el único local de la calle en que me encontré con los dueños, lo cual habla bastante bien de la implicación de éstos en su negocio y para con el cliente.







Gozatu (Maestro García Rivero, 6)

Otro de los últimos locales en llegar a García Rivero, tambien hace un añito aproximadamente.

Destaca sobre el resto de locales de la calle por su amplitud. Está decorado en maderas y se le ve muy implicado tambien con la cultura del vino.

En cuanto a la cocina, destacan sus pinchos y raciones calientes, siendo el pincho estrella la tosta de jamón.



Zamakolako Errota (Maestro García Rivero, 7)

Local de decoración más tradicional euskaldún. El pequeño tejado de la fachada recuerda precisamente a un caserío, por lo que de alguna forma da la sensación de estar entrando a un caserío en la ciudad. 

La carta presenta propuestas algo más innovadoras que su local hermano y vecino (Asador Indusi), del que hablaremos a continuación.






Asador Indusi (Maestro García Rivero, 7)

Local hermano del Zamakolako Errota.

En su pequeño comedor, reciben cada día muchas visitas de turistas y desplazados por trabajo que les llegan recomendados por los hoteles, sobre todo del Hotel Ercilla con el que mantienen una relación de colaboración mutua.

Su cocina es tradicional, destacando platos como el txuletón. Así mismo mantienen una interesante barra de pinchos, en donde destacan la tortilla de bacalao (premiada hace unos años en un concurso) y los chipirones.







Gaztandegi (Maestro García Rivero, 10)

Tal vez el local más pintoresco y auténtico de García Rivero.

Se trata de un local especializado en quesos. Tienen pinchos de queso de todas las clases, aunque abunda el producto local.

Nada más entrar por la puerta comienzan a percibirse los distintos aromas emanados de los diferentes quesos disponibles. Un auténtico gustazo para los sentidos de los amantes del queso. Para los que no gusten de este manjar... mejor abstenerse :-)

Como plato estrella aparecen los fundidos, la milhoja... pero la estrella de verdad aquí es el QUESO con mayúsculas.



He reservado para el final del artículo el resultado de un pequeño juego al que hice participar a los distintos locales. Les pedí que me nombrasen un local (distinto del suyo) al que se irían a tomar un pintxopote en la calle García Rivero. El ganador, con diferencia, fue el Gaztandegi.

Resumiendo, creo que García Rivero es una zona de pinchos en la que hay un auténtico compromiso con la matería prima y con el producto final. Gente de mediana edad, de clase media-alta será lo que nos encontremos durante nuestro recorrido por esta calle, en la que lo que realmente gusta es tomar la consumición fuera del bar (de hecho, hay intenciones de peatonalizar la calle).

En su contra está el elevado precio de las consumiciones en la mayoría de establecimientos en los que podemos dejarnos facilmente sobre los cuatro euros por persona y ronda entre pincho y bebida, un precio ligeramente más elevado que en otras zonas menos glamurosas de la capital vizcaína.

En cualquier caso y a pesar del precio, recomendaría a todo el mundo (turista o bilbaino) una visita a la zona de pinchos de García Rivero. Sin duda, una experiencia 100% Bilbao Centro que nadie debería perderse.

1 comentario:

Fco. Javier Perez dijo...

Hay una tienda dentro del Mercado de Santutxu. los 300quesos que os sorprendera por la infinidad de quesos que podreis encontrar.Se que sirve de una gran variedad a varios hosteleros de BILBAO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha resultado útil? Puedes ayudar al blog enlazándonos, compartiendo en tus redes sociales, dandonos un +1 en Google+ o simplemente dejando una opinión en los comentarios. Muchas gracias.