Buscar artículos...

domingo, 25 de agosto de 2013

Receta fácil de Bonito Embotado (sin cocer)

En ocasiones, estar de vacaciones, con tiempo libre por delante y relajado en la playa tiene sus peligros. Uno empieza a hablar con sus amigos de posibles planes y es fácil que ocurra como nos ocurrió el otro día a mis amigos y a mí.

Comenzamos hablando de la posibilidad de hacer una cena de grupo en el asador "perla" de Castro Urdiales y terminamos decidiendo que al día siguiente íbamos a embotar bonito por primera vez en nuestra vida jajaja cosas del verano.


Bonito embotado


Rápidamente pedimos ayuda a quienes más saben de estas cosas... madres y abuelas. Y en menos de unas horas teníamos ya sobre la mesa no menos de 4 recetas distintas, que poco o nada tenían que ver entre sí, sobre todo en cuanto a los tiempos de cocción y sellado de los tarros... Eso sí, todas nos aseguraban que con esa receta les salía delicioso.

Lejos de desanimarnos, hicimos una lectura positiva del hecho de que ninguna receta coincidiera en tiempos entre sí. Si todo el mundo hace la conserva de bonito con su receta (con tiempos distintos entre sí) y a todo el mundo le sale bien... eso quiere decir que es difícil que salga mal. Así que nos vinimos arriba y seguimos adelante con el plan.

Para no faltar a la verdad, hay que decir que en algo sí que coincidían las recetas más tradicionales... y era en que al menos íbamos a necesitar varias horas de trabajo (repartidas en varios días) para poder tener lista la conserva.

Básicamente los pasos en que todos coincidían eran:
  1. cocer el bonito
  2. dejarlo enfriar
  3. cortarlo y meterlo en los tarros
  4. sellarlos al baño maría
  5. ...
 y entre paso y paso, nos recomendaban un buen rato de espera.

Nosotros, que somos un poco vagonetas, queríamos "acelerar" un poco el proceso y evitar todo engorro en la medida de lo posible.

Y en esas andábamos cuando recordé un programa de Robin Food en el que David de Jorge hacía bonito embotado sin cocer previamente el bonito.
 

 
Tras analizar con el resto del grupo la receta de David como si de una clase teórica se tratase, decidimos que esa sería la receta que íbamos a seguir.

Los pasos básicos para hacer bonito embotado sin cocer son los siguientes:

En primer lugar, obviamente necesitamos hacernos con un bonito de calidad al precio mínimo que nos sea posible. Nos recomendaron ir hasta Santoña a comprar el bonito pero decidimos quedarnos en Castro y comprarlo en la Pescadería el Cantábrico ya  que el sobrino de la dueña formaba parte del experimento conservero. Además siempre tienen algún detalle con nosotros y comprando allí el bonito nos asegurábamos de que la materia prima sería de primera calidad.

Es importante llevar el bote que vayamos a usar a la pescadería para que nos hagan las rodajas de bonito del tamaño del tarro. ¡Un consejo! Que os saquen las ijadas y os las reserven... así luego podréis hacerlas a la plancha y daros un homenaje después del trabajo realizado.

Preparando la materia prima

Una vez que lleguemos a  nuestro lugar de trabajo con el bonito en rodajas gordas, le quitamos la espina central y la piel, así como los "sangachos" (la parte oscura que está junto a la espina) y lo cortamos en bastones del tamaño deseado, que iremos acumulando en un recipiente con un poco de aceite. Para este paso es importante que dispongáis de cuchillos afilados.

Nosotros pusimos también un platito para dejar todos aquellos trocitos que no conseguíamos sacar bien, de forma que después hicimos un tarro con migas de bonito.


Bonito cortado en bastones y plato con migas

Una vez tengamos el bonito cortado, echamos un poco de aceite en los tarros y comenzamos a llenarlos con los bastones de bonito que hemos cortado.

Como veis, estamos metiendo el bonito en los botes directamente, sin cocer previamente. Esto nos evita bastante trabajo y los olores derivados de la cocción del bonito.

Echamos un poco de aceite en los tarros y metemos el bonito en crudo

Una vez tenemos los tarros con el bonito dentro, rellenamos de aceite (en nuestro caso, de oliva 0,4º). Después se recomienda dejarlo unas horas en la nevera. Nosotros no lo hicimos por aquello de acabar cuanto antes... aunque creo que hubiese sido buena idea seguirlo.
 
Llenamos los tarros con aceite

Primera tanda, lista para cocer

¿Siguiente paso? Cerrar los tarros y ponerlos a cocer al baño maría durante 90 minutos. Este paso tiene dos objetivos: por un lado, que el bonito se cocine y por otro lado, que el tarro se cierre al vacío.

Es importante que los tarros estén sumergidos totalmente en el agua por lo que necesitaréis que las ollas sean lo más altas posible... al menos varios centímetros más altas que los tarros que vayáis a usar.

Consejo: Para evitar que se rompa ningún tarro, es útil que pongáis en el fondo de la cazuela un trapo o un cartón.
Cociendo los tarros de bonito

Después de los 90 minutos de cocción, a fuego medio, apagamos el fuego y dejamos dentro los tarros bajo el agua durante un día para que asiente la conserva.

Al día siguiente, cocemos durante 30 minutos más y ya tenemos lista nuestra conserva de bonito ¿fácil no?

Recordad que debéis dejar la conserva unos 2-3 meses antes de abrirla. Es por esto que por ahora no os puedo decir qué tal quedó (os lo diré en cuanto abramos el primer tarro), de momento os dejo esta foto en la que podéis ver parte del resultado, con los tarros aún calientes (de ahí que aparezcan un poco turbios).


El resultado: bonito embotado sin cocer
En fin, por ahí hay muchas recetas de bonito embotado y seguro que vuestra familia tiene la suya propia pero creo que esta es la receta más fácil para embotar bonito que he encontrado y si sale bien (os lo diré dentro de 3 meses) creo que merece la pena porque creo que es fácil, limpia y rápida.

 
Como despedida de este pedazo de artículo dedicado a la conserva de bonito, os dejo algunas preguntas que nos asaltaron a nosotros y que tal vez os sean de utilidad a los que os atreváis a hacer conserva de bonito.

¿Dónde comprar los tarros para la conserva?

Después de dar muchas vueltas por Castro terminamos comprándolos en una ferretería a 0,45€. Mucho más barato que en los chinos (a 0,75€) o supermercados donde curiosamente era más barato comprar un tarro de zanahorias en conserva y luego vaciarlo que comprar el tarro vacío.

Si alguien sabe dónde se pueden comprar aún más baratos, que lo ponga en los comentarios por favor.


¿Cuánto bonito comprar?

Pues para que os hagáis una idea, nosotros compramos dos bonitos de 5-6 kilos cada uno y sacamos unos 25 botes de 350 gramos, de los cuales 100ml serán aceite así que digamos que cada bote tiene 250gr de pescado.

Así pues, con un bonito de 6 kilos sacamos 3,5 kilos de bonito en conserva (hay que tener en cuenta que no aprovechamos las ijadas para embotar).


¿Cuál es el mejor sitio para embotar bonito?

Lo mejor es hacerlo en alguna lonja, txoko o similar. Mejor si es al aire libre... pero si tenéis que hacerlo en casa aseguraos de despejar todo bien y cerrar las puertas de la cocina para evitar malos olores en la casa, sobre todo si vais a hacer una receta con cocción previa del bonito.


¿Cuándo es buen momento para comprar el bonito?

Pues hay opiniones de todo tipo, pero más o menos los entendidos coinciden en que "cuando el bonito esté barato"... que suele ser durante el mes de agosto y principios de septiembre.


¿Cuánto cuesta embotar bonito?

Si desglosamos nuestro caso concreto tendríamos:
  • 35€ de bonito aprox. (fue algo más, pero las ijadas las comimos, no las usamos para embotar)
  • 11€ de tarros (0,45x24 tarros)
  • 12€ de aceite
En total nos dejamos 58€ a lo que habría que sumar el coste de la electricidad o el gas... Teniendo en cuenta que sacamos 24 tarros de 350gr, daría un coste por tarro aproximado cercano a los 2,50€. (Obviamente si ya disponemos de los tarros, el coste se vería reducido de forma significativa).

10 comentarios:

superjau dijo...

Hace un año aproximadamente de la publicacion de la receta y ya hemos consumido todos los tarros :-)

Con muy poco esfuerzo conseguimos un resultado buenísimo que nos ha permitido comer una conserva de bonito de calidad durante todo el invierno.

Sin duda os recomiendo que probéis la receta y si os animais a hacerlo, que compartáis con nosotros la experiencia.

¡Un abrazo!

Ana Jordan dijo...

Buena entrada y buenísimos consejos. Gracias.

María García dijo...

Ya veo que la entrada es de hace tiempo, por lo que igual llego tarde.
Yo compro los tarros para mermelada en www.tapasrioja.es tienen de todos los tamaños y la posibilidad de comprar las tapas sueltas.
Voy a probar este año con el bonito y esta receta me parece genial.
A ver que tal me sale.

José María Jiménez Aguayo dijo...

Hace varios años que hago el bonito embotado siguiendo la receta de Robin Food, con buenos resultados.
Es la receta más sencilla y lógica que he encontrado.
los bote s y las tapas los compro a una empresa que se llama JUVASA, Es un mayorista que tiene una variedad increíble de. Botes, tapas, botellas, etc. Yo incluso les compré un esterilizador, que resulta muy práctico.
Mi nuevo experimento va a ser hacer el bonito "al natural" con una salmuera en vez de aceite...Veremos que pasa.

Deigollo dijo...

Os copie la receta, bueno casi, lo coci un poco menos. Ha salido riquísimo.
Gracias por compartirla.
Un saludo

Rosmaría dijo...

Los dos últimos años lo hice en crudo, tanto en aceite como en escabeche quedando muy satisfecha con el resultado, ahora que yo lo cocí muchísimo menos, 40 minutos en la olla a presión (porque alcanza temperaturas más altas que evitan el botulismo)y solamente lo cuezo un día.
Antes lo cocía en una olla normal pero me parece más seguro en la olla a presión y ahora cuezo todas las conservas en ella, sobre todo las que no tienen la suficiente acidez para que no se forme la toxina botulínica
El vuestro quedó estupendo pero creo que como lo hago yo se ahorra tiempo y trabajo.
Si queréis lo podeis ver en mi blog.
UN SALUDO.

Luisa Agirretxe Aizpitarte dijo...

Habitualmente emboto bonito cociéndolo previamente, pero me resulta atractiva vuestra propuesta de hacerlo en crudo; mi duda es si añadís sal al bonito en crudo o al aceite al embotarlo... gracias.

superjau dijo...

Hola Luisa, yo creo que mejor al bonito en crudo. Ya contarás que tal!!!

Elena Fernandez dijo...

Me gustaria saber si lo he echo bien, yo he embotado en crudo pero el paso de dejarlos reposar antes de tapar no lo he echo y al tapar cocer y dejar reposar 24 horas en la olla y sacarlos veo que el aceite no cubre todo el bonito y no se si lo dejo asi de pondra malo ?
Abro y repito el proceso le ponerle aceite nuevo y lo pongo en la olla?!

superjau dijo...

En principio no creo que pase nada Elena.

Yo creo que te ha pasado porque el bonito ha chupado el aceite y al reducirse el aceite te asoma por arriba el bonito.

Yo no repetiría el proceso.

Probablemente la parte que no está sumergida en aceite se quedara muy seca cuando abras el tarro y a lo mejor la tienes que quitar, pero no creo que la conserva se estropee.

El año que viene ya sabes, mejor reposarlo un poco para que chupe el aceite y luego añades un poco mas hasta arriba del tarro.

De todas formas ya sabes que si al abrirla huele raro o te da mal rollo, mejor no comerla, aunque ya te digo que si el vacío está bien hecho no creo que se estropee por no cubrir del todo el aceite.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha resultado útil? Puedes ayudar al blog enlazándonos, compartiendo en tus redes sociales, dandonos un +1 en Google+ o simplemente dejando una opinión en los comentarios. Muchas gracias.