Buscar artículos...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

La Ribera (Bilbao)


Recientemente se ha inaugurado en Bilbao, tras dos meses de obras, el espacio "La Ribera" situado precisamente en el mercado del mismo nombre, en el casco viejo de Bilbao.

El sitio tiene su componente castreño, y es que el director del espacio, Borja Dopico ha redisido en Castro durante muchos años (no se si vive aquí actualmente...) .

Además de una ubicación envidiable junto a la ría y en uno de los mercados más chulos de España, el espacio presume de aunar gastronomía y cultura, especialmente música, organizando conciertos períodicos de jazz, blues... e incluso ha habido sesiones de DJ durante las recientes fiestas de Bilbao.

http://farm9.staticflickr.com/8234/8440843603_66c112528a_z.jpg
Foto de bilbaoenconstruccion.com

En el apartado puramente gastronómico, el Espacio La Ribera dispone de un Gastrobar, dirigido por Beñat Ormaetxea, que entre otras cosas, ha trabajado con Martín Berasategui en su restaurante de Lasarte y ha sido jefe de cocina en los restaurantes Guggenheim (Bilbao) y Aretxondo Jatetxea (Galdakao).

El concepto molaba, así que teníamos que ir a probarlo ¡y allá que fuimos!

El Espacio "La Ribera" es un espacio amplio, con mesas altas y bajas y una barra generosa. La zona de la derecha está reservada para el restaurante y cafería y dispone de una cristalera con vistas a la ría.

Durante nuestra visita, el hilo musical emitía música de los años 50 (o por ahí). Entre la decoración y la música, por un momento me pareció ver como Humphrey Bogart entraba en blanco y negro por la puerta del local.

El mirador justo encima de la ría en el mercado de La Ribera será un atractivo más para los clientes del novedoso café-teatro de Last Tour. 

Para comer, el restaurante La Ribera ofrece un menú del día (20€), un menú vegetariano (20€) y un menú infantil. 

El menú del día consta de un aperitivo, un entrante a elegir entre dos opciones, un principal a elegir entre pescado y carne y un postre a elegir entre dos. Para los indecisos, ofrece un menú degustación (40€) con todos los platos del menú, perfecto para no tener que elegir :-)

Como queríamos probar bien este nuevo restaurante nos decantamos por el menú degustación, que incluía:
PARA ABRIR EL APETITO
Crema de puerro ahumada con aceite de oliva virgen
Lamina de bacalao confitado sobre piperrada y su pil­pil

PARA ENTRAR EN CALOR
Ensalada de langostino con tartare de manzana verde y mahonesa de módena
Huevo a baja temperatura con caldo ligado de atún seco

DE LA MAR
Lomo de merluza asada al horno con caldo de chipirón y su crujiente

DE LA TIERRA
Canelón de rabo de buey glaseado con su jugo y crema vainillada de orejones

PARA GOLOSOS
Infusión de frutos rojos con crema helada de queso fresco
Torrija caramelizada de pan de brioche con refrescante de intxaursaltsa
Baldosa de Bilbao



Vamos allá. Arrancamos con los aperitivos, una cremita de puerro servida en vaso de chupito que sabía a gloria bendita y de la que me habría comido un cubo; y una cucharita de merluza (se conoce que no quedaba bacalao) al pilpil con piperrada, muy rica tambien.



Seguimos con una ensalada de langostino con manzana y mahonesa. Me resultó muy fresca y agradable de comer.  El toque "crunchi" de la manzana le quedaba fenomenal además de aportarle un punto de frescor muy interesante.




A continuación llegó uno de los platos de la comida, el huevo con caldo de atún seco. Una barbaridad el sabor del caldito de atún seco que me atrevo a decir que estaba hecho usando Katsuobushi, un atún seco ahumado muy típico de Japón que nos enseñó a usar Fernando Canales en el 21st Century Cook.

Lo cierto es que la combinación del caldo de atún ahumado con el huevo escalfado era bestial y muy sorprendente. Nos encantó. Eso sí, no es un plato para todos los públicos ya que el sabor es bastante fuerte y la textura del huevo sin cuajar no le gusta a todo el mundo.


Continuamos nuestro menú degustación en el Espacio La Ribera de Bilbao con un lomo de merluza que, aún estando bueno, pasó sin pena ni gloria siendo uno de los platos más flojos del menú, quizá por ser menos sorprendente que el resto.

Eso sí, me gustó mucho el crujiente de calamar con la confitura de cebolla.


Llegó el turno de la carne, una especie de brick de carne deshuesada de rabo de buey con una crema dulce de orejones que le quedaba bastante bien. El plato me gustó pero el brick en el que venía la carne me resultó bastante gomoso y creo que algo más crujiene le hubiese ido mejor.


Como postre, tomamos una infusión de frutos rojos con helado de vainilla que a mi mujer le sustituyeron por una degustación de quesos (por aquello de su nueva alergia a los frutos rojos). Tanto la infusión como los quesos estaban riquísimos.





También probamos el otro postre, una torrija que últimamente nos encontramos en todos los menús degustación que probamos jajaja y es que, las cosas como son, una torrija bien hecha es un seguro de éxito al menos en nuestro caso :-D




Como broche final del menú, nos sirvieron unos bombones en forma de baldosa de Bilbao que quedaban muy monos en el plato pero que no me gustaron nada :-(



Tomamos agua (incluida en el menú) y una copa de vino Erra DO Rueda verdejo 2013 y la cuenta subió a 81,50€. No terminé de ver clara la ventaja del menú degustación sobre le menú normal... cuesta el doble y te ofrece menos cosas que si pidieses dos menús normales... ¿?

En cuanto al servicio, se les ve profesionales y con ganas de agradar. Por contra, no me gustó la ubicación de nuestra mesa, que al no tener diferenciada el local la zona de restaurante, pronto se vió rodeada de gente tomando tés y pacharanes mientras nosotros aún estabamos comiendo el pescado... daba la sensación de estar comiendo en una cafetería, y eso no es lo que buscas precisamente cuando estás comiendo por más de 40€ por persona.



En resumen, el Espacio La Ribera de Bilbao me pareció un restaurante diferente, con pros y contras, pero que tiene personalidad propia. A nivel gastronómico, la comida es buena, el trato es muy profesional y las vistas son top. En cuanto a precio, no resulta disparatado.

Lo recomendaría para grupitos pequeños de no más de 6 personas, como por ejemplo reuniones de amigos etc.

Tengo dudas por ver si conseguirá atraer al público local o si se enfocará más bien hacia el turista como otros muchos locales ubicados en edificios emblemáticos... de momento se les ve con ganas de hacer las cosas bien y de agradar a todos los públicos.

Por cierto, el local ha anunciado que proximamente también permitirá al cliente hacer la compra en el propio mercado de La Ribera y llevarla para que se la cocinen... ¡eso habrá que probarlo!

 

LA RIBERA (Bilbao)





Ver mapa más grande

3 comentarios:

JON dijo...

Muy interesante la entrada, casualmente acabo de tomarme un café allí, y coincido en cuanto a profesionalidad del personal y decoración.
la opción de que el cliente se traiga los productos comprados en el mercado me parece buenísima, ya veremos como lo llevan a la práctica. Respecto al menú a 20 e.... habrá que probarlo.

superjau dijo...

Muchas gracias por el comentario Jon :-)

La Volvoreta dijo...

Me habéis despertado la curiosidad. Esta semana me paso sin falta!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha resultado útil? Puedes ayudar al blog enlazándonos, compartiendo en tus redes sociales, dandonos un +1 en Google+ o simplemente dejando una opinión en los comentarios. Muchas gracias.