Buscar artículos...

jueves, 26 de septiembre de 2013

Receta Calabacines rellenos de pollo y champiñones

Hay que ver qué ricos son los calabacines. Creo que no conozco a nadie que no le gusten y es que la verdad es que en cualquier receta que hagas quedan de maravilla :-)

El otro día fui a hacer algo de compra al Lidl, y en la zona de frutería vi unos calabacines un tanto curiosos. Eran redonditos, como calabazas pequeñas con forma de pera. No había reparado nunca antes en ellos, pero parece ser que no son tan raros, no sé cuál será su nombre técnico, pero en el Lidl los llamaban  "calabacín luna".

El caso es que como me llamaron la atención decidí coger un par de ellos para cocinarlos rellenos. Los cociné el pasado viernes para cenar, quería hacer algo un poco especial pero no excesivamente pesado, así que los hice rellenos de champiñones y carne picada de pollo.

Como el plato quedó bastante resultón y la receta es bastante facil, os la dejo por si os animais a hacerlo en casa :-)



Ingredientes para 2 personas:
  • 2 calabacines "luna" (o normales)
  • 400 gramos de carne picada de pollo (o de ternera, o de cerdo...)
  • 250 gramos de champiñones
  • 1 cebolla francesa (o media cebolla normal)
  • 1 tranchete de queso
  • Tomate frito (mejor del tipo "casero")
  • Queso rallado para gratinar
  • Aceite, sal y pimienta

Y ahora la receta paso a paso:

Lo primero que hay que hacer es quitarle la “tapa” al calabacín, haciendo un corte en la parte superior.

 

Después hay que vaciarlo. Se puede vaciar el calabacín perfectamente en crudo, es muy fácil, la carne del calabacín es lo suficientemente tierna como para que se pueda vaciar con una cucharita. Reservaremos la pulpa en un bol ya que la usaremos para el relleno. Mientras tanto, pochamos cebolla en una sartén.

 


Una vez ya vaciados los calabacines, los ponemos en una fuente apta para microondas, echamos sal, un chorrito de aceite, y ponemos un poco de agua en la fuente. En 15 minutos al microondas salen listos para rellenar... ¡y cocinados al vapor! Sano sano.


Mientras se hacen los calabacines por fuera, picamos los champiñones y la carne del calabacín para que quede bien pequeño todo. Un truco muy útil es usar el típico accesorio para picar de la batidora que muchas veces se nos olvida que tenemos y que es muy útil para estas cosas.


Una vez todo bien picadito, lo agregamos a la sarten y lo juntamos con nuestra cebolla pochada.

 

Cuando ya está prácticamente cocinada la verdura, añadimos la carne de pollo picada previamente salpimentada y el tomate frito, y lo dejamos un rato para que la carne se cocine y se integre con el resto de ingredientes.

Una vez ya cocinado todo, justo antes de retirarlo del fuego, añadimos un tranchete de queso troceado con las manos, para que dé al conjunto cierta cremosidad. No es un truco de alta cocina, pero queda muy bien ;-)


Ya tenemos listo el relleno para los calabacines. Ahora toca rellenarlos con la ayuda de una cuchara. Gracias a su forma, son muy fáciles de rellenar. 

Como último toque, les echamos queso rallado por encima y los metemos al horno a gratinar.


No les hace falta mucho tiempo en el horno, esto va a gusto del consumidor, a mí personalmente me gusta que el queso se derrita y se dore lo justito, así que en menos de 5 minutos están listos para servir.

Quedaron muy ricos, y gracias a su forma la ración por comensal es perfecta, y son muy vistosos a la hora de emplatar.  
¡El resultado!
¿Os animáis a probar?
-

1 comentario:

Placeres de Domingo dijo...

Ummm qué buena pinta! No había visto nunca esos calabacines... Está claro que la receta se puede hacer con calabacines normales, pero la presentación no será tan bonita.

Voy a ver si los encuentro...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha resultado útil? Puedes ayudar al blog enlazándonos, compartiendo en tus redes sociales, dandonos un +1 en Google+ o simplemente dejando una opinión en los comentarios. Muchas gracias.